OMS/OPS: enfermeras son esenciales en universalización de la salud

Santo Domingo. Bajo la primicia de que el personal de enfermería es la mayor fuerza laboral en salud y que representan más del 50% del total, aunque, su escasez compromete la meta global de lograr la salud para todos en 2030, la organización Panamericama de la Salud (OMS/OPS) sugirió en Washington a los países que inviertan en las profesionales con el fin de mejorar su disponibilidad, distribución y roles para avanzar hacia la salud universal.
La doctora Carissa F. Etienne, directora de la OPS, señaló que “en muchas partes del mundo, los profesionales de enfermería constituyen el primero y algunas veces el único recurso humano en contacto con los pacientes” y consideró que “invertir en la enfermería significa avanzar hacia el acceso y la cobertura universal de salud, lo cual tendrá un efecto profundo en la salud global y el bienestar”.
Etienne habló del tema al presentar la guía Orientación estratégica para enfermería en la Región de las Américas como parte de la conmemoración del Día Internacional de la Enfermería, este 12 de mayo.
La guía, según la directora de la OPS, es producto de un extenso proceso consultivo y de evidencias disponibles. Aborda temas como el liderazgo, las condiciones del ambiente de trabajo y las capacidades, educación y distribución de este personal de salud, que en las Américas suman más de 9,5 millones de profesionales entre licenciados, tecnólogos y técnicos, y auxiliares y ayudantes.
El informe sobre orientaciones describe la situación actual de la enfermería en la región. Indica que existe una brecha importante en la disponibilidad y el acceso a los recursos humanos para la salud, de los cuales la enfermería es un grupo fundamental. Además, hay actualmente un déficit de 800.000 trabajadores de salud en la Región, incluido el personal de enfermería.
La movilidad y la migración, la mala distribución, la falta de regulación, el avance profesional poco incentivado y reconocido, la falta de educación superior y los ambientes de trabajo inadecuados incrementan los problemas relacionados con los recursos humanos para la salud en todo el mundo.
Para enfrentar la migración del personal de enfermería, el documento considera necesario invertir en estrategias de retención de los recursos humanos, sobre todo en países de renta baja y en los pequeños Estados insulares en desarrollo.
República Dominicana poresenta una de las asas más baja de la región, con 4 enfermeras por cada 10 mil habitantes.

Recomendaciones
El documento recomienda también ampliar y reglamentar el rol de los enfermeros licenciados en el primer nivel de atención para mejorar el acceso y la atención en zonas con un número limitado de médicos. Asimismo, aboga por asegurar una mejor distribución del personal en las zonas remotas y rurales; aumentar los incentivos para la práctica interprofesional e incrementar el número de programas de formación acreditados, dado que en la mayoría de los países escasean las escuelas de enfermería y los programas de posgrado.

Tambien te podria interesar

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *